miércoles, 25 de abril de 2012

Primeras reformas

Luego de dar los ajustes primarios y un par de pruebas básicas de funcionamiento, comenzamos a poner a punto el observatorio. Es así como, mediante un contacto previo con Enrique Hernández y Fernando Capi, accedemos a un par de accesorios que nos podrían ayudar en la mejora, recibimos una encomienda la cual contenía un portaocular tipo crayford y tres oculares meade. Después de probarlos y de informarnos al respecto, tomamos la decisión de quedarnos con el portaocular y esperar a una mejor oportunidad en el tema oculares, ya que estos no nos ofrecían la variedad de aumentos  ni la calidad requerida para el uso que tenemos planificado para el observatorio. Despues de obtener la autorización para hacernos con el portaocular, acudimos a la ayuda de Gustavo para que nos ayudara en su colocación, ademas de darnos una mano con ciertos trabajos en la montura para aprovechar que contaríamos por toda la mañana con su ayuda. Antes que nada comenzamos por desarmar la montura, y colocar la nueva corona con la correa para la motorización que habíamos mandado hacer días antes, con estas cosas ya en su lugar, volvimos a rearmar la montura y continuamos por hacer la perforación para el portaocular. Con un sonido estridente fue como, caladora mediante, hicimos el espacio para que el tubo de enfoque pudiera pasar con soltura y atornillamos el nuevo portaocular, que nos da muchas ventajas con respecto al anterior, ya que se trataba de un simple tubo de metal que se manejaba a mano, mientras que éste provee un enfoque fino y sin trabas, algo muy necesario a la hora de mirar con muchos aumentos y mantener una imagen estable y nítida. Posteriormente retiramos la celda y aprovechamos la situación para pintar el interior del tubo de la montura, dándole un color negro mate para evitar reflejos y que la única luz que llegue al espejo sea la necesaria para lograr una imagen correcta. Así fue como dimos nuevamente un gran paso adelante mejorando el telescopio, y dejamos ya la base para dar otro como es el de la tan ansiada motorización, con la correa colgando de la montura esperando por la colocación del motor en ascensión recta para tener finalmente el seguimiento funcionando.

martes, 17 de abril de 2012

Primeros ajustes

El interior del telescopio cuando estaba recién armado
Ya con la convicción de que el telescopio funcionaba perfectamente, y que el proyecto podía seguir perfectamente adelante, pusimos manos a la obra en varios ajustes que nos parecieron necesarios luego de la primera experiencia de observación. Comenzamos por realizar el balanceo de la montura, para que sea mas fácil manejarlo y tener una mejor maniobravilidad. Ajustamos los contrapesos en ascensión recta y declinación hasta que el telescopio se mantuviera estable por si mismo, ya que antes tenia que quedar recostado sobre la escalera para evitar que se diera vuelta debido al mal balance. Después lo colimamos un poco mejor ya que sabíamos que la colimación no era perfecta y podríamos perfeccionar un poco mas la imagen, ajustamos el primario con las mariposas de la celda y así el telescopio se torno mas fácil de manejar y brindaba una imagen aprovechando mejor su potencial. Posteriormente hicimos un par de pruebas y empezamos a pensar ya en los próximos pasos a dar en el proyecto, como motorizar la montura, mejorar aun más las ópticas y así subir otro escalón en cuanto a la experiencia de observación.

Funcionando

Después de mucha expectativa, se pudo concretar la primera noche de observación con el telescopio ya operativo. Eran muchas las suposiciones que se habían hecho sobre si se vería bien y que tan buena seria la calidad de imagen, pero finalmente gracias al padre Leonardo Amaro, conseguimos acceso al colegio en un horario que no era normal (21.00hs) para probar el nuevo instrumento. Abrimos el domo y la cúpula y avistamos la luna cerca del horizonte, ubicamos la escalera, y lentamente apuntamos el telescopio hacia nuestro único satélite natural, al principio costaba un poco y se tornaba un tanto incomodo, ya que no teníamos practica en el manejo de la montura mediante el movimiento únicamente de sus dos ejes. También nos encontramos con una sorpresa al ver que el movimiento realizado no correspondía con lo que veíamos en el ocular, ya que claro, la imagen vista esta invertida, con lo cual luego de intentar por un momento, nos acercamos a una zona cada vez mas brillante hasta apreciar una gran pelota blanca en el campo visual. Claramente ahora nos tocaba enfocar el astro, y ya hecho el enfoque, pudimos apreciar con gran detalle la inmensidad y la belleza de la luna, notando la gran cantidad de cráteres que la caracterizan. "Es como una naranja" fue el comentario de Leo, mientras apreciaba el inmenso cráter Tycho, el cual tiene una extensión enorme y le da ese aspecto a la luna como si fuera la base de este cítrico. También nos llevamos muchas otras sorpresas como la de asombrarnos al ver el tránsito de varios elementos por enfrente a ella mientras la observábamos  suponiendo cualquier cosa menos lo que realmente era, que no eran nada mas que los satélites artificiales lanzados por el hombre que estaban en órbita, pero claramente al ser nuestros inicios en las observaciones de luna, nos llamo muchísimo la atención y jamás nos imaginamos que se pudiera apreciarlos de tal manera. Luego nos aventuramos a tratar de observar otros elementos, como Júpiter o algún elemento de espacio profundo, a lo cual, debido a nuestra elemental idea de lo que se podría ver, no pudimos encontrar nada, a lo cual volvimos a observar un rato mas los detalles de la luna y dimos por finalizada la noche de observación, con la gran satisfacción de saber que finalmente comprobamos que el telescopio funciona, que el proyecto era posible y todo el trabajo había valido la pena, algo que nos motivo mucho a seguir adelante ya que a pesar de poder ver ya, habían muchas cosas mas por ajustar antes de habilitarlo al publico.

viernes, 13 de abril de 2012

Armado!

Finalizado el armado de la montura, y con un descanso de por medio luego del duro trabajo, comenzamos a colocar las ópticas en el telescopio, para que así nos brindara sus primeras imágenes luego de tanto tiempo abandonado. Reunimos todos los elementos necesarios que ya habían sido preparados con anticipación, la celda para el primario que estaba lista, la nueva araña con la cuña colocada y el espejo secundario, y lo mas importante, el espejo primario realuminizado. Tomamos el espejo y lo pusimos con cuidado en su lugar definitivo en la celda, apretándolo suavemente con las lenguetas revestidas de goma eva para sujetarlo y mantenerlo en su lugar, en tanto que al mismo tiempo fuimos pegando el espejo secundario a la cuña de la araña y fuimos atornillando ésta al tubo mientras terminábamos de preparar el primario. Como el tubo ya tenia las perforaciones para atornillar la celda, al extremo del tubo, las aprovechamos para colocarla en ese lugar sin tener que hacerle mas agujeros al mismo. Así fue como abrimos la cúpula y nos dispusimos a ver el cielo, en el cual la luna estaba ausente y no había una nube que estorbara. Gran sorpresa nos llevamos al ver que no podíamos hacer foco, y mucho menos lograr una imagen definida, intentamos ajustarlo de todas maneras, pero sin éxito, en lo cual se nos acabo la noche y tuvimos que dejarlo en espera para irnos a descansar. A nuestro regreso constatamos que habían un par de perforaciones mas a la mitad de la distancia entre el tubo y el eje de declinación, tomamos un metro y realizamos mediciones, ya que sabíamos que la distancia focal del espejo era de 1.44m, y la distancia que había entre el espejo y el ocular era mayor a esa (2.00m). Medimos la distancia de estos agujeros que encontramos y vimos que estaban a aproximadamente la misma distancia que la que necesitaba el espejo para hacer foco, a lo cual retiramos la celda del extremo del tubo y la reubicamos en ese lugar. Como era de día no soportamos la ansiedad y tratamos de ver algo en el horizonte, llevándonos la sorpresa de que en determinado momento pudimos apreciar el tanque de agua del barrio lopez (en el otro extremo de la ciudad) con lujo de detalle!. Lamentablemente a la noche se nubló y no pudimos apreciar el cielo, lo que nos hizo aumentar la expectativa pero ahora ya con la certeza de que se lograba una imagen definida. Así fue como comenzamos a ver los detalles para intentar la "primera noche de observación".

Todo en su lugar

Carlos ayudándonos con la montura
Luego de contar ya con la infraestructura necesaria (el domo en excelentes condiciones), y tener la montura renovada, pusimos manos a la obra en el armado general del observatorio. Para comenzar, nos enfocamos en los rulemanes de el eje de ascensión recta de la montura, ya que los originales estaban muy oxidados y maltratados por el tiempo. Se colocaron rulemanes nuevos y se aceito todo el sistema encargado de soportar el eje, ya que éste es un punto critico de la montura por la instalación a futuro del sistema de seguimiento, en el cual el mas mínimo detalle puede perjudicar un buen desempeño a la hora de mantener el telescopio centrado en el objeto deseado. Para instalar estos rulemanes correctamente contamos nuevamente con la ayuda de Carlos, que nos ayudo a pulir el eje y las paredes del caño en donde va el ruleman para que éste entre prácticamente "a medida". Solucionado ya el tema, pusimos el telescopio "al hombro" y lo cargamos hacia el observatorio, empezamos por instalar la base, atornillarla firmemente y dejarla en posición, nada del otro mundo, despues instalamos el eje de ascención recta y lo interesante vino al colocar el eje de declinación, ya que al ser todo "a medida" entraba justo sin ningún margen de error. Nuevamente tuvimos que solicitar ayuda en este caso del amigo Gustavo que nos ayudo a colocar el eje en su lugar con un gran esfuerzo, es que al ser reducido el espacio dentro del domo la movilidad era mínima y colocar el eje fue todo un laburo. Luego de esto ya quedo la montura armada y nos tomamos un breve descanso para después instalar el primario, es que al tener todo finalmente armado había una gran expectativa por colocar las ópticas y ver las primeras imágenes a través del renovado telescopio.

jueves, 12 de abril de 2012

Demolicion!

Esto fue lo que quedo del viejo revoque
Después de tener la montura ya en optimas condiciones, tuvimos que ir a realizar un par de tareas en el domo, es que en el estado que estaba era propicio para todo menos para las tareas que se realizan en un observatorio. El revoque húmedo, caído y picado era el principal problema, es que 30 años de humedad y sol tienen que pasar factura. Tomamos nuevamente las macetas y nos fuimos a una sesión de terapia para descargar toda molestia que pudiéramos sentir por algo, ya que con las caretas puestas para prevenirnos del polvo, comenzamos a darle "palo" a las paredes hasta no dar mas. El resultado fue que llegamos a la base de ladrillos, y quedando blancos como un papel de pies a cabeza. Con el viejo revoque ya retirado, nos pusimos en contacto nuevamente con el personal de mantenimiento para ver si se podría tener una ayuda con el nuevo revoque, al cual accedieron y en unos días se tuvo un domo que parecía hecho a nuevo, se espero que secara bien todo, y se aplicaron unas manos de cal, para después acomodar la instalación eléctrica y posteriormente ya volver a colocar la montura en su lugar correspondiente.

La pintura

Alfonso dandole color a la montura
Luego de dejar las macetas y los martillos por el desarme de la montura, pusimos manos a la obra en la parte "artística", es que en el estado que tenia había que darle una buena mano de pintura si es que no queríamos ver como el tubo se comenzaba a transformar en un queso. Gracias al amigo Alfonso Benitez cargamos el telescopio y lo llevamos a su taller, en el cual luego de una nueva lijada y limpieza, se encendió el compresor y se empezó a pintar la montura por completo. Comenzamos por la base, para ver que tal "agarraba" la pintura el metal, respondiendo perfectamente y logrando un acabado impecable, luego montamos dos caballetes y colgamos el tubo con el eje de declinación aun hermanado y tapamos los viejos rulemanes para que no se pegaran con la pintura. Fue un largo rato de pintura, pero finalmente el telescopio quedo con una terminación impecable, tanto así fue que pasadito el mediodía del día sábado, compartimos un rico asadito para conmemorar el avance y compartir un buen rato entre amigos. Días después, ya con la pintura seca lo cargamos y lo llevamos de vuelta, y al momento de la llegada, se causo un pequeño alboroto en el colegio, ya que los alumnos quedaron sorprendidos al ver como llegaba el supuesto telescopio que por años solo se tenían rumores de su existencia. Fue así que lo dejamos en el despacho del laboratorio de física para después comenzar a cambiar rulemanes y finalmente colocarlo en su lugar de trabajo definitivo.

Desarme y limpieza

Por algo dicen que el comienzo siempre es difícil, y vaya si lo fue para este proyecto, solo con ver la imagen de su estado inicial se podrán imaginar porque. Es que el proyecto desde el inicio fue algo muy ambicioso, ya que se tomó la decisión de llevarlo a cabo solo sabiendo que el espejo primario estaba en optimas condiciones, el cual fundamentalmente es la parte mas importante del todo el telescopio. Tuvimos primero que hacer una gran limpieza, sacar mucho polvo, tierra y mugre para trabajar en buenas condiciones dentro del domo. En esta limpieza fue que por pura casualidad encontrarnos los oculares originales del padre Giribaldi, los cuales se suponían estaban perdidos y se encontraban estacionados debajo de la escalera de madera que se utiliza para subir cuando se van a realizar observaciones, algo verdaderamente insólito. Días despues procedimos a desarmar la montura, la cual no nos brindo tampoco ninguna facilidad. Tuvimos que contar con la ayuda de Gustavo y Carlos, que nos ayudaron a separar los ejes, los cuales estaban pegados por el oxidamiento de los rulemanes. Luego de varios intentos no se lograba mover nada, a lo cual finalmente se tuvo que usar la fuerza bruta y golpear el eje con una maceta para lograr hacerlo salir, y si, se lo tuvo que sacar ¡a macetazos!. Es así que se pudo desarmar la estructura principal de la montura, dejando separado el tubo y el eje de declinación de la base y el eje de ascención recta. Ya con esta labor realizada, continuamos por tomar un poco de desoxidante para empezar a limpiar y remover todo el oxido presente en el metal de la montura, para dejarla así lista para darle un toque de pintura.

Inauguración y presentación

Profesor Julio Vieira, uno de los referentes en la realización del proyecto
Después de tener el observatorio ya operativo, y contando con muchas características que no se tenían originalmente como los son la motorización en ambos ejes y la instalación de un portaocular tipo Crayford (el anterior era un simple tubo de metal que se manejaba a pulso), se tomo la decisión de hacer el lanzamiento y el estreno en público. Se organizo una noche de observación simple, la cual comenzó por una pequeña reunión inicial para esperar que arribaran todos los invitados. En ésta se aprovechó para pasar un par de diapositivas con imágenes y dar una explicación a los presentes de como se fue dando el proyecto a lo largo del tiempo, como surgió el proyecto, en que estado estaba el telescopio originalmente y demás. Posteriormente luego de intercambiar unas palabras pasamos a la planta alta del edificio para llegar al observatorio, el cual ya se encontraba operativo y a la espera debido a que había sido preparado ya previamente para la presentación. Dentro del domo se realizaron explicaciones sobre que funciones cumplía cada parte y como funcionaba el telescopio en general. Luego comenzó la observación de nuestro satélite natural, brindándole a los presentes todo el tiempo deseado para poder admirar los detalles y evacuar dudas que aparecían en el momento. Entre una cosa y otra se fue yendo la noche, a lo cual cuando nos dimos cuenta ya pasábamos la medianoche, a lo cual se realizaron las ultimas observaciones con las personas mas interesadas y luego se dio por finalizada dicha noche de observación, dejando buenas impresiones y muchos comentarios de aliento para seguir adelante, en este proyecto el cual siempre se tiene algo para mejorar, y es algo que se tiene muy en cuenta siempre. Es así que se cerró el domo y el telescopio quedo reposando ya en su lecho, pero esta vez con la satisfacción de saber que se dio otro gran paso, y es el de pasar del abandono a estar operativo nuevamente.

miércoles, 11 de abril de 2012

Nos visita Enrique Hernández

En la noche de este viernes se tuvo la visita de uno de los principales impulsores de nuestro proyecto, recibimos a Enrique Hernández, una de las personas que con su conocimiento nos brindo una gran mano en lo que fue la etapa de restauración y mejora del instrumental del observatorio. Luego de arribar al colegio nos recibe el profesor Luis Rodriguez Sotto que ya se encontraba a la espera, y después de intercambiar palabras se pusieron manos a la obra para recibir un "diagnóstico" y la opinión de "Quique", ya que a pensar de estar siempre colaborando nunca había tenido la oportunidad de ver el telescopio personalmente. Se realizaron primero un par de observaciones de luna y después se procedió a colimar un poco el espejo primario. Después de esto se testeo la colimación con la estrella Spica para chequear un poco la óptica, y gracias a esto se detectaron un par de detalles en el espejo secundario. Posteriormente se realizaron observaciones de saturno, pudiendo distinguir bien sus anillos, algo que originalmente el telescopio no podia, constatando asi ya un gran avance con respecto a como era cuando fue recien construido. Despues de hacer esto se hicieron un par de observaciones de espacio profundo, dando lugar asi a la parte final de la noche de observacion que nos dejo mucho material para seguir avanzando, detalles a corregir en la optica, mejoras en la motorizacion y muchos detalles mas, que, en definitiva nos ayudaran para brindar una mejor experiencia de observacion y de mayor calidad. Desde ya agradecemos a Enrique por su visita y seguiremos adelante con este proyecto para poder mejorar aun mas el trabajo ya logrado.
 
Observatorio Astronómico Eduardo Giribaldi © 2011 DheTemplate.com & Main Blogger. Supported by Makeityourring Diamond Engagement Rings

You can add link or short description here